Testimonios

¡Pasamos una estancia más allá de nuestras expectativas en el Castillo de Mazelières! Tranquilo, espacios acondicionados con gusto, paisajes relajantes, acogida calurosa: una experiencia de vida en una región que merece la pena. Eloïse W.